Vuelta al Autostop

Hoy después de 2 años he vuelto a hacer Autostop, está vez en Polonia y voy a contaros un poco cómo fue.

Todo empezó en Atenas en febrero de 2014. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer autostop, pero hasta aquella vez no me atreví, pero después de aquella aventura quedé enamorado de éste caótico viaje en autostop.

Luego en el verano de 2014 viví un mes haciendo autostop y de esa forma descubrí que el autostop es algo que engancha, el conocer sitios alejados de los lugares principales, gente que te ayuda sin pedir nada a cambio y sobre todo miles de aventuras que contaré en este blog más adelante ;)

Así que otra vez me propuse hacerlo, nunca había hecho autostop en Polonia (era mi tercera vez en el país) pero toda la gente decía que era muy sencillo y a la gente mayor que se lo decíamos ni se extrañaba (No como en España).

Para ir lo más barato y rápido a nuestro destino era hacer autostop y además así mataba el gusanillo del autostop ya que dos años desde mi último viaje en autostop.

El recorrido a hacer en autostop era ir de Szczecin hasta la ciudad de Międzyrzecz, a unos 149 kilómetros, donde nos recogerían unos amigos para ir con ellos a una casa en el lago.

Ruta en autostop

En Szczecin buscamos usando hitchwiki el punto de salida hacía nuestro destino, compramos un marcador para hacer una señal con cartón con el destino "Gorzów WPL" ciudad que estaba a unos 100 kilómetros de Szczecin y a poco más de medio camino a Międzyrzecz.

En menos de 20 minutos nos recogió un señor mayor con una furgoneta vieja de la empresa. Estaba un poco avergonzado de lo sucia que lo tenía y de lo vieja que era (En las cuestas arriba iba como mucho a 50km/h), pero era simpático e íbamos charlando tranquilamente con él.

Nos dejó en una estación de servicio cerca de Gorzów Wielkopolski y allí nos relajamos un rato comiendo, llenado al baño y tomando un poco el sol, cosa que en Polonia no es algo que abunde.

Allí pasaban pocos coches, pero tampoco hizo falta ya que al preguntar al tercer coche ya dijo que nos llevaba hasta la entrada de Międzyrzecz nuestro destino.

Este nuevo conductor volvía del trabajo a las 12 de la mañana ya que habían cerrado su empresa por una infección del nuevo brote del virus Wannacry, así que volvía a casa con su familia y nos llevaba a 170 km/h en la autopista, gracias a lo cuál llegamos muy rápido a Międzyrzecz.

Una vez allí nos recogieron en coche y fuimos a la casa del lago de unos amigos para pasar un relajante fin de semana desconectados de todo.

Y tú ¿Haz hecho alguna vez autostop? ¿Tienes alguna duda?

Cuéntanos tus experiencias o dudas usando los comentarios.